29Abr
2016

Perros de Ayuda en procesos Judiciales con Menores

Los menores que se ven involucrados en procesos judiciales como abusos o divorcios, sufren de gran estrés y angustia en general y el hecho de tener un perro a su lado a lo largo del proceso les ayuda a sentirse más protegidos y acompañados. Es importante llevar a cabo una sesión de introducción para que el menor y el perro establezcan un vínculo. Posteriormente el perro acompañará al niño a la sala en la que se le realizará la entrevista junto con el técnico responsable del perro.  El perro es entrenado cuidadosamente para que permanezca junto a niño en todo momento ofreciéndole apoyo en un momento tan duro para el menor.

Muchos de los menores que pasan por ello han sufrido experiencias traumáticas y hacerles olvidar su dolor y miedo aunque sea un momento, no tiene precio.