Residencia Canina LoechesDesarrollamos técnicas de trabajo en positivo con una visión holística para que el perro sea un animal sociable y equilibrado emocionalmente. Más allá de aprender habilidades o suprimir comportamientos, es necesario comprender las capacidades del perro para afrontar el día a día entendiendo las herramientas que éste tiene para enfrentarse al mundo.

Educar, tanto en humanos como en perros, implica prepararse para el futuro, capacitar para tomar decisiones y enfrentase a todo. Existe un vínculo mucho más allá de lo físico entre el perro y su compañero humano, por lo que es imprescindible encontrarse bien física y emocionalmente para que nuestro perro también lo esté. Las rutinas, el vínculo, el hogar, la alimentación y el entorno en general hacen un todo en su  comportamiento. No menos importante son las experiencias pasadas y asociaciones aprendidas a lo largo de su vida, separación temprana de la camada, miedos, socialización…. todo es importante.

Los problemas de comportamiento no son más que capas a través de las que se manifiesta el trastorno real.

10173761_739163169447681_6412692884410428053_n

Realizamos nuestro trabajo a domicilio porque es donde ocurren los problemas, el entorno real del perro. Ahí es donde comenzaremos a quitar capas y a buscar la raíz del conflicto, aunque eso no significa que no podamos trabajar ciertos problemas en nuestro centro. Una vez este realizado el diagnostico estableceremos las pautas y el lugar.