15Abr
2017

Importancia de proteger las almohadillas

En la época de verano nos animamos y realizamos mas actividades con nuestros perros, sin embargo, debemos tener mucho cuidado con la hora que utilizamos para ello. Solemos preocuparnos mucho con los golpes de calor pero hay algo en lo que no reparamos y es igual o mas doloroso. Es el asfalto y aceras. El suelo de cualquier calle en la ciudad guarda el calor de forma asombrosa y a veces puede producir grandes quemaduras en las almohadillas de nuestros perros. Si la temperatura ambiente es de 25 grados, la del asfalto puede llegar fácilmente a 52 grados y si la ambiente es de 30 el asfalto puede llegar hasta a los 60.  Son muy útiles el uso de las botas y los productos para reforzar e hidratar las almohadillas. Sin embargo lo mejor sin lugar a dudas, es evitar ciertas horas, llevar siempre agua con nosotros, intentar siempre buscar sombras y utilizar la “empatía” …. Observemos a nuestros perros, si dan muestras de jadeo excesivo o una extraña forma de caminar, se tumban negándose a continuar el paseo, o se niegan a beber agua…. debemos alarmarnos.  A veces  no prestarle la suficiente atención … hace que ocurra y sea demasiado tarde.