25Abr
2019

Llegaron las Espigas

Con las últimas lluvias y la llegada de la primavera ya comenzamos a ver las temidas espigas por todas partes. A veces solo son molestas pero en ocasiones se clavan ocasionando daños tremendos en la piel del perro o, lo que es peor, en algún orificio. Para evitarlo, es fundamental revisar al perro adecuadamente después del paseo, sobre todo si venimos del campo. Los huecos entre las almohadillas, los orificios de la nariz, las orejas, la boca, las axilas son los lugares mas peligrosos.

Los ojos son sin lugar a duda la zona mas delicada pudiendo provocar daños en la córnea y úlceras que necesitaran tratamiento veterinario urgente.

Hacer una revisión de estas zonas a conciencia y recortar un poco el pelo en determinadas zonas hará que sea mas fácil localizar las espigas mas complicadas para que no pasen desapercibidas.

El veterinario es sin duda lo mas adecuado si observamos alguna molestia en el perro ya sea por que cojee al caminar, se sacuda con mucha frecuencia o cabecee de vez en cuando de forma extraña. En caso de tener una de esas espigas incomodas lo fundamental es quitarla cuanto antes para que no se infecte y pueda crear un problema mayor.